Aurelio Cabrera


Alburquerque, 1870 –  Toledo, 1936


 

Biografía

Nació en Alburquerque el 16 de Enero de 1870, fue el hijo menor de una familia humilde. Su padre regentaba un taller pequeño de carpintería. A los 19 años comienza el servicio militar lo que le permite trasladarse hasta Badajoz .

En 1892 gracias a una pequeña ayuda del Ayuntamiento de Alburquerque comienza a estudiar en la Escuela Municipal de dibujo y pintura de Badajoz, allí será alumno del profesor Felipe Checa conseguirá unos grandes resultados lo que le permite ser nombrado alumno auxiliar de la reciente Escuela de Artes y Oficios de Badajoz, actividad que mantendrá desde 1894 hasta 1897.

Durante 1896 realiza en Badajoz una muestra de sus trabajos en talla y ebanistería, mostró su interés por él Francisco Marquesta, conde de la Torrre del Fresno, quién le concederá una pensión para ampliar sus estudios de escultura en Madrid. Durante el curso 96-97 se traslada a Madrid y se matricula en la Escuela de Pintura, Escultura y Grabado permanecerá tres años y le da la oportunidad de entrar como auxiliar en la cátedra de modelado y vaciado del centro gallego y más tarde en el centro extremeño de Madrid.

 

FOTO: Aurelio Cabrera y su esposa en el taller.

Aurelio Cabrera comenzará a obtener reconocimientos por su carrera tanto en Badajoz, como en Alburquerque. En 1906 ganará la plaza por oposición de profesor de Talla y Carpintería artística de la Escuela Superior de Artes Industriales en Toledo, luego se convertirá en la Escuela de Artes y Oficios donde comenzará a desempeñar el papel de director a partir de 1920.

FOTO: Padre y hermanos de Aurelio Cabrera.

En 1929-1930 plantea su dimisión de la dirección. Además de su dedicación a la docencia de la escuela, durante el tiempo siguiente realizará numerosas actividades relacionadas con la arqueología, la restauración, la historia, sin dejar de lado su obra. Es miembro de la Real Academia de la Historia desde 1911 y miembro desde 1923 de la Sociedad española de Antropología, Etnografía y Prehistoria.

Poco después de la ocupación de Toledo por las tropas franquistas será encarcelado y tres meses después fusilado el 26 de noviembre de 1936 y enterrado en el cementerio de Nuestra Señora del Sagrario en Toledo.

Actividad

Es un personaje de rara trayectoria en la cultura regional, un hombre polifacético e inquieto que es capaz de adentraserse, en las más variadas facetas. Su carrera profesional destacaba por el arte, la investigación y la enseñanza. Su muerte durante la Guerra Civil como otros tanto intelectuales de la época, provocará el abando y olvido de sus investigaciones y proyectos.

ARTE


 

A pesar de su carácter polifacético Aurelio Cabrera, se reconoce como escultor. Cultivará la pintura para algunos retratos familiares y paisajes, pero destacan sus dibujos que utiliza como elemento primario para sus composiciones escultóricas o para apunte y esbozo de algún tema.

Su obra escultórica desde sus primeras creaciones, realistas San Sebastián, pasando por el expresionismo de Tipo de Alburquerque, evoluciona hacia unas líneas estilísticas de planos exentos, separados por marcadas aristas como su propio Autoretrato o el monumento a Zurbarán. La dispersión de su obra entre distintas instituciones y particulares de Alburquerque, Badajoz, Toledo y Madrid no ha favorecido su conocimiento. A pesar de ello, se conserva una muestra de su obra escultórica en la colección del Museo provincial de Bellas Artes de Badajoz (MUBA).

FOTO: Aurelio Cabrera en su taller en Toledo

IMÁGENES: Apunte de mujer, escultura de San Sebastián y busto de Tipo de Albuquerque.

IMÁGENES: Retrato de Candela Gallardo, escultura a Zurbarán, Aurelio Cabrera esculpiendo su autorretrato. 

INVESTIGACIÓN E INICIATIVAS CULTURALES


 

Su mentalidad enciclopédistica y universalista, deriva del conocimiento y la combinación de destrezas múltiples e información diversificada que ofrece un enfoque centrado al contexto que trabajará en Toledo y Extremadura. En sus períodos estivales volverá a Alburquerque emprendiendo númerosas actividades.

Sus investigaciones y campañas arqueológicos en diferentes zonas de Alburquerque desde 1913 serán pionera en el estudio de la prehistoria de la región.

Los artículos dedicados a la historia de la villa y los Baldíos de Alburquerque abrirán al debate derecho legítimo de la propiedad de la tierra, por el común de la población local.

Todo esto conllevó un ingente trabajo dentro de una sociedad rural, carente de relación con el arte y la cultura. Realizó distintas iniciativas y proyectos:

 

FOTO: Aurelio Cabrera y el Castillo de Luna, 1913?. 

Su intensa labor para que el Castillo se declare monumento nacional en 1933, y que se acomentan las primeras obras de restauración.

La creación del Museo de Arqueología y Bellas Artes de Alburquerque con la colección de objetos artísticos y piezas arqueológicas. Además de la realización de la Escuela de dibujo o la fundación de la Biblioteca Municipal.

Otras iniciativas interesantes que desarrolló fue la creación de una sociedad para la promoción turistica de la localidad. Además estableció los primeros contactos entre Alburquerque y Albuquerque (E.E.U.U.)

FOTO: Alburquerque, Aurelio Cabrera,1920-1930.


DOCUMENTACIÓN


Bazan de Huerta, M. “Aurelio Cabrera” (1992).

Palomo Lechón, A. y Palomo Lechón S. “Tras las huellas de Cabrera. Arqueología y Prehistoria en el Alburquerque de primeros del siglo XX” Revista de Estudios Extremeños (2014).


ENSEÑANZA


 

FOTOS: Exposiciones y casa de Aurelio Cabrera, 1930-1935

Aurelio fue profesor y director de la Escuela de Artes y Oficios de Toledo destacando su labor profesional como renovador en los planes estudios, con una voluntad por hacer accesible la educación artística a todas las capas de las sociedad. Durante su dirección aumentarán las matrículas de obreros y mujeres.


LA EXPOSICIÓN IBEROAMERICANA 


Las exposiciones universales componen un escaparate al mundo de los adelantos científicos, artísticos, comerciales que tienen origen a mediados del siglo XIX en Inglaterra. España también quiso emular estos grandes eventos y no será hasta 1888 cuando se realice la Exposición Universal de Barcelona. El éxito que acompañó aquel certamen, influyó en las aspiraciones de otras ciudades en organizar acontecimientos semejantes.

FOTO: Cartel realizado por Gustavo Bacarisas, 1928.

La Exposición Iberoamericana fue diseñada entorno a tres ejes: el artístico, el histórico y el industrial. El evento se convertía en un elemento de replanteamiento de la política española con relación a los países iberoamericanos, después del desastre del 98 y, en relación, a los movimientos de regeneracionismo que buscaban una unión impulsada a través de los estudios históricos sobre la importancia y el significado de la génesis y el desarrollo del mundo hispanoparlante. Tanto la exposición de Sevilla como la Exposición Internacional de Barcelona que se celebraba en 1929, sirvieron a la dictadura de Primo de Rivera para proyectar una imagen propagandística de modernidad en el exterior.

El pabellón dedicado a Extremadura en la exposición abordaba un programa de exhibición de la cultura, la economía, la historia y del potencial de desarrollo de Extremadura. Aurelio Cabrera participó como reconocidode artista extremeño en la Sala de Arte Moderno exhibiendo un panel de retratos en bajorelieve de figuras de la historia extremeña y personalidades contemporáneas. Además de realizar la figura homenaje a Francisco de Zurbarán que presidia uno de los patios.

 Extremadura: cuna de América, 1929.

Entre las atracciones del pabellón, la prensa destacó la colección de fotografias de distintos ricones de Extremadura que se exponía en diferentes espacios, en los que se encontraban un gran número de fotografías realizadas por Fernando Garrorena.

FOTO: Alburquerque, Fernando Garronera, Exposición Iberoamericana de Sevilla, 1929.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!